“Donde otros ven inconvenientes, Luca D’Annunzio ve grandes potenciales, materias primas de calidad a menudo desaprovechadas a las que pule y da la forma más adecuada sin alterar la propia naturaleza de cada instrumento. Joyas únicas y a medida, conforme a los valores de la escuela italiana romántica de cuya fuente bebe su conocimiento.

Mi experiencia como alumno suyo no puede calificarse por menos que reveladora, en la cual la palabra maestro adopta nuevos significados y apasionantes dimensiones. Sería tal vez más adecuado el uso de la palabra antimaestro, ya que en una realidad en la que la técnica del canto se encuentra totalmente desdibujada y dispersa en microcosmos de métodos personales y sensaciones e imágenes subjetivas que conllevan la fragmentación fisiológica del instrumento, Luca D’Annunzio apuesta por el desarrollo de la audición como la más eficaz herramienta, resultando la correcta construcción del instrumento una mera consecuencia de la búsqueda de la perfección estética.

Luca D’Annunzio vuelve legibles los conceptos señalados una y otra vez en los más importantes tratados de la historia del canto, dotándoles de sentido completo, reavivando sus premisas y reconstruyendo su filosofía y modo de vida, trascendiendo del mero plano vocal para transformar todos los ámbitos de nuestra existencia.”

Ángel Álvarez, tenor español.
Abril 2019.