Heinrich Panofka: consideraciones generales II

Segundo capítulo del libro Voces y cantantes, veintiocho capítulos de consideraciones generales sobre la voz y sobre el arte del canto, publicado en 1866 por el eminente maestro Heinrich Panofka.


Capítulo II
De las voces alteradas o cansadas.

La mayoría de las voces confiadas a los profesores serios ya han pasado por numerosas alteraciones. Dividiremos las voces enfermas en dos categorías: 1º Voces alteradas; 2º Voces cansadas.

Por voces alteradas nos referimos a aquellas cuyo verdadero carácter no ha sido conocido, ya sea por el propio cantante, ya por el profesor que dirige su educación vocal; y podemos afirmar que la mayor parte de las voces, principalmente de los cantantes de teatro, se pueden contar en esta categoría.

Es propio de la naturaleza humana desear lo que no poseemos: así las Mezzo sopranos quieren ser o Sopranos o contraltos; las contraltos mezzo sopranos, los barítonos tenores, y los bajos barítonos.

Si en uno u otro caso, es decir, si el propio cantante quiere cambiar la naturaleza de su voz o si el profesor inexperto no ha conocido su verdadero carácter, en ambos casos, digamos, el órgano vocal resulta desplazado y, en consecuencia, alterado en su verdadero carácter.

Las voces cansadas son aquellas que fueron sometidas a estudios demasiado pertinaces, demasiado forzados, demasiado exagerados, a pesar de haber sido tratadas según su verdadero carácter.


Texto extraído y traducido de Voci e cantanti, Ventotto capitoli di considerazioni generali sulla voce e sull’arte del canto, Enrico Panofka, Florencia, 1871.